Beneficios fiscales por tener un hijo: ¿Cuánto te descuentan del IRPF?

Los beneficios fiscales por tener un hijo son una excelente forma de aliviar la carga financiera que supone la crianza y educación de los más pequeños de la familia. En este artículo vamos a analizar en detalle cuánto podemos obtener de descuento en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por tener hijos y las diferentes prestaciones y retribuciones que podemos recibir. Además, veremos los cambios que se han producido en los últimos años y las solicitudes pendientes de resolución de este tipo de beneficios.

Las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

El primer punto importante a tener en cuenta es que las prestaciones económicas que se reciben por maternidad están exentas del IRPF. Esto incluye tanto las prestaciones por maternidad propiamente dichas como las prestaciones por paternidad.

Esta exención se aplica tanto a las prestaciones económicas que se perciban directamente de la Seguridad Social como a las que se reciban de las comunidades autónomas o entidades locales.

En este sentido, es importante destacar que el Tribunal Supremo ha establecido que las prestaciones por maternidad están exentas del IRPF con carácter retroactivo, es decir, se puede reclamar la devolución de los impuestos pagados en ejercicios anteriores.

1. Prestaciones/retribuciones percibidas durante los años 2018 y siguientes:

A partir del año 2018, las prestaciones públicas por maternidad y paternidad están exentas del IRPF. Esto significa que no se tiene que pagar impuestos por las cantidades percibidas en concepto de estas prestaciones.

Esta medida supone un alivio económico para las familias, ya que la cantidad percibida por estas prestaciones puede llegar a ser significativa. Además, este beneficio fiscal se aplica de manera automática, por lo que no es necesario realizar ningún trámite adicional.

¿Cuánto te quitan de IRPF por tener un hijo en los años 2018 y siguientes?

El descuento que se aplica en el IRPF por tener un hijo varía en función de la comunidad autónoma en la que se resida. En general, este descuento puede oscilar entre el 15% y el 30% de la base liquidable del impuesto.

También te puede interesar  Derechos y normas: El Estatuto de la Universidad de Sevilla

Es importante tener en cuenta que este descuento se aplica sobre la base liquidable del impuesto, que es la cantidad resultante después de restar las deducciones y los mínimos personal y familiar. Por lo tanto, cuanto mayor sea la base liquidable, mayor será el descuento.

2. Prestaciones/retribuciones percibidas en los años 2015, 2016 y 2017:

Hasta el año 2017, las prestaciones por maternidad sí estaban sujetas a tributación en el IRPF. Sin embargo, en octubre de 2018, el Tribunal Supremo dictaminó que estas prestaciones estaban exentas de impuestos.

Esta decisión del Tribunal Supremo ha permitido a muchas personas reclamar la devolución de los impuestos pagados indebidamente en esos años. Para ello, es necesario presentar una declaración complementaria de los ejercicios afectados y solicitar la devolución correspondiente.

Es importante tener en cuenta que el plazo para reclamar la devolución de los impuestos pagados indebidamente en los años 2015, 2016 y 2017 es de cuatro años desde el último día del plazo de presentación de la declaración correspondiente.

3. Solicitudes previamente presentadas que se encuentren pendientes de resolución de un recurso o reclamación

Si has presentado una solicitud para obtener los beneficios fiscales por tener un hijo y esta se encuentra pendiente de resolución de un recurso o reclamación, es importante tener en cuenta que debes seguir los procedimientos establecidos y esperar a que se resuelva tu caso.

En estos casos, es recomendable realizar un seguimiento de tu expediente y consultar con un experto en materia fiscal para asegurarte de cumplir con todos los pasos necesarios y recibir los beneficios correspondientes.

Conclusiones

En conclusión, los beneficios fiscales por tener un hijo son una importante ayuda económica para las familias. Tanto las prestaciones por maternidad como las prestaciones por paternidad están exentas del IRPF, lo que supone un alivio financiero significativo.

Es importante tener en cuenta que estos beneficios pueden variar en función de la comunidad autónoma en la que se resida y que es necesario seguir los procedimientos establecidos para obtenerlos. Además, se pueden reclamar devoluciones de impuestos de años anteriores si no se había aplicado correctamente esta exención.

En cualquier caso, es recomendable consultar con un experto en materia fiscal para recibir asesoramiento personalizado y asegurarse de aprovechar al máximo los beneficios fiscales por tener un hijo.

También te puede interesar  Obligaciones parentales hacia hijos con discapacidad

Deducción por maternidad en el IRPF


La deducción por maternidad en el IRPF es un beneficio fiscal que pueden disfrutar las madres que trabajan y tienen hijos menores de tres años. Esta deducción consiste en una reducción en el impuesto a pagar en la declaración de la renta, lo que supone un ahorro económico significativo.

Para poder optar a esta deducción, es necesario cumplir ciertos requisitos. En primer lugar, la madre debe estar dada de alta en la Seguridad Social o mutualidad como trabajadora por cuenta propia o ajena. Además, es necesario que cuente con la guarda, custodia y convivencia del hijo, así como estar al corriente de las obligaciones tributarias.

El importe de la deducción varía en función de los ingresos de la madre y del número de hijos. Actualmente, la deducción es de 1.200 euros anuales por cada hijo menor de tres años. Esta cantidad se reduce a la mitad (600 euros) si el hijo cumple los tres años en el transcurso del ejercicio fiscal, es decir, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre.

Es importante destacar que esta deducción es incompatible con otras ayudas por maternidad o adopción que se puedan recibir, como las prestaciones económicas por maternidad de la Seguridad Social o las ayudas por nacimiento o adopción de las comunidades autónomas.

Deducción por adopción en el IRPF


Además de la deducción por maternidad, el IRPF también contempla una deducción por adopción. Esta deducción tiene como objetivo reconocer y favorecer la adopción de menores, tanto nacional como internacionalmente.

Al igual que en el caso de la deducción por maternidad, es necesario cumplir ciertos requisitos para poder acceder a esta deducción. En primer lugar, se debe contar con una resolución judicial o administrativa que declare la adopción. Además, es necesario tener la guarda, custodia y convivencia del menor, así como estar al corriente de las obligaciones tributarias.

El importe de la deducción por adopción también varía en función de los ingresos y del número de hijos adoptados. Actualmente, la deducción es de 1.200 euros anuales por cada hijo adoptado menor de 18 años. Esta cantidad se reduce a la mitad (600 euros) si el menor cumple los 18 años en el transcurso del ejercicio fiscal.

También te puede interesar  Responsabilidad filial: Sanciones por no cuidar a los padres

Es importante tener en cuenta que esta deducción es compatible con otras ayudas por adopción que se puedan recibir, como las prestaciones económicas por adopción de la Seguridad Social o las ayudas por adopción de las comunidades autónomas. Sin embargo, es necesario informarse sobre las condiciones y requisitos específicos de cada ayuda para poder beneficiarse de todas ellas.

FAQS – Preguntas Frecuentes

Pregunta: ¿Qué son los beneficios fiscales por tener un hijo?
Respuesta: Los beneficios fiscales por tener un hijo son una serie de medidas implementadas por el gobierno para ayudar a las familias a reducir la carga impositiva que enfrentan.

Pregunta: ¿Cuánto te descuentan del IRPF por tener un hijo?
Respuesta: El descuento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por tener un hijo varía según el número de hijos y las circunstancias personales de cada contribuyente. Generalmente, se aplican deducciones fiscales que van desde unos pocos cientos de euros hasta varios miles de euros al año.

Pregunta: ¿Quiénes pueden beneficiarse de los beneficios fiscales por tener un hijo?
Respuesta: Los beneficios fiscales por tener un hijo están disponibles para todos los contribuyentes que tengan hijos a su cargo y cumplan con los requisitos establecidos por las autoridades fiscales.

Pregunta: ¿Debo solicitar los beneficios fiscales por tener un hijo o se aplican automáticamente?
Respuesta: En la mayoría de los casos, es necesario solicitar los beneficios fiscales por tener un hijo. Deberás presentar la documentación necesaria y seguir el procedimiento establecido por las autoridades fiscales para poder optar a estos beneficios.

Pregunta: ¿Los beneficios fiscales por tener un hijo son acumulables con otros incentivos o deducciones fiscales?
Respuesta: Sí, en muchos casos los beneficios fiscales por tener un hijo son acumulables con otros incentivos o deducciones fiscales. Es importante consultar con un experto en impuestos o revisar la normativa fiscal para entender cómo se aplican en cada caso específico.

Deja un comentario